Casa

by Hugo Moreno Huízar

Alejado de la cocina
su mueble le abría la puerta,
esperándola.

Los escalones son
una continuidad grisácea.
Ella ha llorado viendo
cuadros repetidos.

Ahora duerme.
Un libro evade su mano.
En una cama húmeda,
ambos se aman,
ambos duermen en casa.

Advertisements